Pinpilinpauxa. Mariposa en euskera. Foto: Gotzon Ameztoi.

Pinpilinpauxa, la palabra más bonita en euskera

Pinpilinpauxa es la palabra más bonita del euskera, según los participantes de una campaña de Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos para elegir el término más bello de la lengua vasca. Es una palabra eufónica, con sonoridad agradable que resulta de la acertada combinación de sus elementos acústicos.

¿Qué significa pinpilinpauxa? Pinpilinpauxa significa mariposa, aunque hay muchas más formas para nombrar a este insecto en euskera. Difícilmente encontraremos una lengua que tenga más sinónimos para nombrar a una mariposa. La palabra que más gusta es pinpilinpauxa, aunque la más empleada es tximeleta. Pero también se utilizan las palabras aitamatatxi, falfala, mitxeleta, mitxirika, inguma, pitxilota, kalaputxi, abekata, txaketa, maria panpilon, y un largo etcétera para decir lo mismo.

Pinpilinpauxa. Mariposa en euskera. Foto: Iñaki González.
Foto de Iñaki González.

Caso sin parangón. El lingüista francés Louis Lucien Bonaparte, sobrino de Napoleón, comunicó 80 términos a la Philological Society de Londres. Bonaparte creó en el siglo XIX la primera clasificación del euskera por dialectos. Es, justamente, la gran riqueza dialectal del euskera la que aporta tal número de sinónimos a una palabra.

Cabe destacar que el caso de la mariposa es único, ya que aunque el euskera es rico en sinónimos, este caso puede que no tenga parangón. Y es que, además, esta abundancia de términos  no clasifica a las mariposas en función de sus características, sino que todos los vocablos significan mariposa, a secas.

Cien maneras de decir. En el siglo XX, el filólogo alemán nacido en el País Vasco Gerhard Bähr afirmó que las variantes de la palabra para denominar a la mariposa llegan a cien, si no pasan de ahí. Por su parte, el famoso escritor Bernardo Atxaga, en su novela El hijo del acordeonista relató:

˝La cuestión es que durante la fiesta quise contarles que la lengua vasca disponía de cientos de nombres para designar a las mariposas, uno de los cuales, pinpilinpauxa, era realmente curioso, porque, en lugar de reproducir un sonido, como es el caso de las onomatopeyas, imitaba el modo de volar del insecto˝.

Pinpilinpauxa. Mariposa en euskera. Foto: Gotzon Ameztoi.
Foto de Gotzon Ameztoi, autor también de la primera imagen.

Euskera, lengua onomatopéyica. Lo cierto es que el euskera es uno de los idiomas que más onomatopeyas tiene, según Karlos Santisteban, autor del diccionario vasco de onomatopeyas Onomatopeia eta Adierazpen Hotsen hiztegia.

Asegura que el ejemplo más claro lo encontramos en la conocida salsa pilpil que acompaña al bacalao, que refleja un hervor suave. Sin embargo, plo-plo hace referencia a cocciones más intensas y ruidosas. Y en gal-gal, el líquido ya está rebosante.

En el euskera (igual que en el japonés) se repiten mucho los sonidos. Pero no está claro, según este escritor y traductor vasco, por qué ocurre esto.

Bihotz, goxoa, maitasuna. En el ranking de las palabras favoritas del euskera, estas tres le siguieron a pinpilinpauxa. Bihotz significa corazón. Goxoa, dulce (como el pastel vasco de la imagen, originario del País Vasco francés). Maitasuna, amor. La cuarta elegida fue xuxurlatu, susurrar (otra clara onomatopeya). Eusko Ikaskuntza realizó su encuesta por internet en 2010 y sacó estas conclusiones gracias a las aportaciones de unos 2.000 internautas, entre los que había personalidades del mundo de la cultura vasca como el antes mencionado Bernardo Atxaga, la también escritora Lourdes Oñederra, los cantautores Benito Lertxundi y Mikel Urdangarin, y el físico Pedro Miguel Etxenike.

Implicación de Kukuxumusu. Con este concurso, la Sociedad de Estudios Vascos pretendía abrir una reflexión sobre el euskera, impulsar su uso, exteriorizar la forma de ser euskaldun (vasco/a, o vascoparlante) animar a la participación y unir a la comunidad vasca a través de las nuevas tecnologías. Todo esto coincidiendo con el Día Internacional del Euskera, que se celebra el 3 de diciembre. Eusko Ikaskuntza sorteó entre los participantes camisetas que la popular marca Kukuxumusu (juego de palabras que significa beso de pulga) diseñó especialmente para ese día.

La Sociedad de Estudios Vascos, impulsora desde 1949 del Día internacional del Euskera, se felicitó por el entusiasmo que, a su juicio, generó la campaña por la palabra más bonita del euskera. La iniciativa estuvo acompañada en su plataforma de internet por la canción Gure hitzak (Nuestras palabras) del cantautor vasco Mikel Laboa, considerado como el patriarca de la música vasca. En esta canción apeló al uso del euskera para que no se pierda.

 

🎵Gure hitzak. Esan berriz esan. Ez daitezela ahaztu. Ez daitezela gal 🎵

(Nuestras palabras, repítelas. Que no se olviden. Que no se pierdan)

 

***



Inspírate con mis propuestas

Arte

Gastronomía

Tradiciones

Naturaleza

Curiosidades

Lugares

Reservar